jueves, 27 de mayo de 2010

Lujuria

Mis labios desean saborear tu piel,
Recorrer tu cuerpo, con la yema de mis dedos
Y expresarte entre susurros que me he enamorado de ti
Entre suspiros y orgasmos
Sobre gemidos y espasmos
Tocar tu piel de seda,
Con el alma al desnudo…

Déjame embriagarme con el sudor de tu cuerpo
Y acariciarte en un eterno rito, más allá del amanecer
Quiero ser tuyo, anhelo hacerte mía
Permite que nuestros cuerpos, perciban el placer…

La pasión se vuelve lujuria, y el amor satisfacción
Nuestros cuerpos se hacen uno,
En un culto de infinita devoción…
Nuestros labios se entremezclan
Nuestros cuerpos se han unido
Mi corazón estalla, de tanta felicidad…

Puedo morir tranquilo
Entre al cielo a través de ti
Vi la luz, la claridad, el albor
Las tinieblas se disiparon,
Por medio de tu calor
Sentí la llama, latente en tu alma
Te ame de todas las formas,
En que Dios nos permitio... permitió…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada